05
Fri, Jun

Concluye reconstrucción de Taller de Artes Gráficas de Juchitán

Istmo
Typography

• El recinto se encuentra listo para recibir a artistas y público en general, en cuanto pase la emergencia por coronavirus.


Juchitán, Oax.-Este jueves la empresa La cumbrera, encargada de la reconstrucción del Taller de Artes Gráficas, de esta ciudad, entregó a representantes del Ayuntamiento juchiteco el inmueble restaurado en un cien por ciento, luego de permanecer inhabilitado por dos años y ocho meses, debido a los severos daños que le ocasionó el sismo de 2017.

El regidor de Desarrollo Agropecuario, del gobierno local, Tizoc Morgan de la Cruz, acompañado por el director de Obras, José Antonio Sánchez López, y el encargado de Enlace y seguimiento de Proyectos Culturales, Michel Pineda, destacó que “esta obra fue ejecutada por el Instituto del Patrimonio Cultural del Estado de Oaxaca, con una inversión de 2 millones 500 mil pesos, proveniente del Programa Nacional de Reconstrucción”.

De su lado, Michel Pineda, señaló que gracias a las gestiones y el seguimiento puntual del Ayuntamiento, finalmente el recinto está listo para el uso de artistas y jóvenes creadores de Juchitán y la región, que reabrirá en cuanto se den las condiciones, en el contexto de la emergencia de salud por el coronavirus.
Por su parte, el arquitecto Enrique Román, encargado de la obra, explicó que la intervención del edificio incluyó restauración de arcos y muros, reconstrucción de la techumbre tradicional de tejavana, aplanados y acabados, además de la rehabilitación de los sanitarios e instalación eléctrica, y la colocación de mosaicos con estampados de la obra del pintor, Francisco Toledo.

Así mismo, se acondicionó un área para galería, y unárea de trabajo, propia para la realización de obra gráfica en diversas técnicas.

El Taller de Artes Gráficas es un importante anexo de la Casa de la cultura, ubicado a espaldas de esta institución inaugurada hace cuarenta y ocho años, por gestiones del artista Francisco Toledo.
Dicho Taller comenzó a funcionar hacia 1986, por gestiones del entonces director de la Casa de la Cultura, el maestro Macario Matus, quien estuvo al frente de la institución de 1979 a 1989.